Columbarios

Nuestro Santuario cuenta con un moderno y tranquilo recinto de nichos para colocar las urnas de las cenizas de los difuntos cremados, contamos con 7 pabellones los cuales están divididos en filas y columnas. Contamos con nichos individuales y múltiples para dos, tres y cuatro urnas y acceso con un elevador para mayor comodidad de las personas discapacitadas.

Informes en el Despacho o escríbenos a los correos: dparroquial1@santuariodivinamisericordia.pe    dparroquial2@santuariodivinamisericordia.pe

Visitas al Columbario:
De martes a domingo:
De 10:00 a.m. a 8:00 p.m. (horario corrido).

*Aceptamos VISA

Normas de la Iglesia sobre la Cremación y Cenizas

“La Iglesia permite la incineración cuando con ella no se cuestiona la fe en la resurrección del cuerpo” (Catecismo de la Iglesia Católica # 2301).

Aunque la Iglesia claramente prefiere y urge que el cuerpo del difunto esté presente en los ritos funerales, estos ritos pueden celebrarse también en presencia de los restos incinerados del difunto.

Cuando por razones válidas no es posible que los ritos se celebren en presencia del cuerpo del difunto, debe darse a los restos incinerados el mismo tratamiento y respeto debido al cuerpo humano del cual proceden.

Este cuidado respetuoso significa el uso de un recipiente digno para contener las cenizas; debe expresarse en la manera cuidadosa en que sean conducidos y en el sitio de su colocación final. Los restos incinerados deben ser sepultados en una fosa o en un mausoleo o en un columbario (nicho).

La práctica de esparcir los restos incinerados en el mar, desde el aire o en la tierra, o de conservarlo en el hogar de la familia del difunto, no es la forma respetuosa que la Iglesia espera y requiere para sus miembros. (Orden de Funerales Cristianos, Apéndice No. 2, Incineración, No. 417)